El concepto de open source y los contenedores de lectura multisensorial serán fundamentales en el desarrollo del conocimiento.

Daniel Albarrán Alvarado.

Universidad Autónoma Azcapotzalco.

Noviembre 2010.

Prefacio.

El presente ensayo intenta ser un análisis prospectivo de la situación de los contenedores de información.

El ensayo tuvo su origen en el planteamiento de una posible sustitución del libro impreso por el llamado libro electrónico; sin embargo, durante el desarrollo de la investigación se identificó la estrecha relación existente entre los contenedores de información y la construcción del conocimiento humano.

Se está presentando la oportunidad de liberar la información en un concepto que rebasa en mucho al movimiento enciclopédico del siglo XVIII, por primera vez en la historia, se cuenta con elementos suficientes para difundir masivamente contenidos que presentan una lectura más allá del texto.

El concepto de contenedor de información abarca a un amplio número de dispositivos y objetos, se trata de evitar el uso de un nombre en específico, con la intención de reflexionar sobre el papel y futuro de las técnicas y tecnologías empleadas por el ser humano, para resguardar datos que pueden ser decodificados en ideas.

Lectura y evolución de contenedores de información.

La habilidad de descifrar diversos signos e interpretarlos en beneficio, ha sido esencial para la supervivencia del ser humano. Esta habilidad es conocida como lectura.1 Si bien en una primera etapa, la información decodificada de diversas observaciones se limitó a la capacidad de retención de la memoria humana; la representación de datos por medio de marcas en la superficie de diversos materiales, representó el nacimiento de los soportes de información2 y de la escritura.

Las ventajas de la acumulación de datos, permite a los grupos antiguos reconocer patrones de comportamiento en la naturaleza; representando una ventaja importante para la supervivencia y una manifestación del conocimiento adquirido mediante la lectura y registro de la información.

La necesidad de registrar los datos, lleva al desarrollo de diferentes técnicas 3 para fabricar contenedores que sirvan como soportes de la información, condicionados por el contexto geográfico e histórico4.

Facilitar la lectura de los datos en estos soportes, hace necesario el desarrollo de nuevas tecnologías que se van complementando, perfeccionando así escritura5.

La configuración y forma de los soportes de información, también se transforma, obedeciendo a la portabilidad, almacenamiento y formas de lectura6. Se encuentra en las imágenes una forma de enriquecer la información almacenada en los soportes, así como presentar una lectura alternativa para aquellos que no supieran decodificar la escritura.7

El valor simbólico de los contenedores de información se alimenta de las ventajas que representa la interpretación de los datos para facilitar la supervivencia; se convierten en un vehículo de la palabra de Dios y de la riqueza8.

La reproducción de los contenedores involucró un esfuerzo en la aplicación de conocimientos de múltiples disciplinas para desarrollar métodos de copiado que permitieran una reducción en el tiempo y el proceso y así abaratar el costo; así nace la imprenta9, respuesta a la demanda de los contenedores de información.

Las ideas liberadas del carácter efímero de la palabra hablada, nos permite analizarlas, cultivarlas y enriquecerlas; además de establecer un diálogo con el autor de la idea sin importar el tiempo (mediante la escritura de notas al margen), muestra de la necesidad de interacción con los soportes de información.

El acceso a la información es también un factor liberador10, la enciclopedia del siglo XVIII, representó la divulgación del conocimiento, permeando estratos de la sociedad que estaban alejados de las ideas, alimentando un cambio en las estructuras sociales.

La humanidad ha encontrado ventajas significativas en el registro, almacenamiento, acceso y manipulación de la información, así como en la reducción del tiempo de consulta de los datos. El desarrollo de herramientas que ayuden en los procesos informáticos, ha dado pie a las llamadas sociedades de la información. La entrada de las computadoras en los procesos productivos ha representado un cambio relevante en la industria11, al sustituir la habilidad humana del manejo de la información. El almacenamiento de texto en forma digital, genera un cambio en la la forma del contenedor y en la configuración de la información.

La evolución de los contenedores ha estado marcada por quienes tienen los recursos para sustentar los gastos de los procesos de fabricación de los soportes, así como para aquellos que poseen las habilidades necesarias para acceder a ellos y decodificar la lectura. Una tecnología, que como todas, ha estado subordinada a la aprobación de fuertes intereses particulares12.

 

Factor liberador.

El control de la industria editorial sobre el libro impreso generan una pérdida cultural en la diversidad de oferta de autores y géneros literarios13. La aparición de los libros en formato electrónico (e-books), ha disminuido esta problemática.

La facilidad de replicar los datos y conservar la calidad del original mediante los formatos digitales, al igual que el acceso a herramientas que permiten la creación de materiales con un conocimiento básico de las plataformas informáticas, han permitido la expresión mediante canales alternos de distribución masiva, sin la necesidad ser aprobados por un editor. Reduciendo los procesos de publicación y abatiendo los costos de producción. Así como atender demandas particulares de sectores que requieren materiales específicos que las editoriales no contemplan debido a que la ganancia no les es provechosa, en comparación a los gastos de producción. Permitiendo el desarrollo de pequeñas empresas que pueden cubrir esas necesidades, como es el caso de los manuales y tutoriales 14

Sin embargo, la difusión de las plataformas para tener acceso a estos formatos aún está limitada a las personas que cuentan con un ordenador y conexión a internet; además del precio de las herramientas y las e-skills necersarias para la creación de productos digitales.

El open source plantea la liberación de los medios de producción de la industria de software15, mediante la aplicación de licencias que dan libertad de publicar y modificar el archivo fuente para mejorar, corregir o personalizar una aplicación según las necesidades.

La más importante aportación de este concepto, es la libertad del usuario de modificar un producto a su conveniencia y necesidades; regresando estos cambios a la comunidad open source implicando una mejora en el desarrollo de la aplicación.

Richard Stallman publicó en la revista BYTE en 1986: “Estoy tratando de cambiar la forma que tiene la gente de aproximarse al conocimiento y a la información en general. Creo que tratar de atesorar el conocimiento, de controlar cómo debe buscarlo la gente e impedir que otros lo compartan es una especie de sabotaje. Es una actividad que beneficia a la persona que la realiza a costa de empobrecer a toda la sociedad. La persona gana $1 pero destruye una riqueza de $2”16.

El software open source, permite rehabilitar dispositivos informáticos que resultan descontinuados para el mercado del software comercial, pues al contar con el código fuente, los programadores pueden configurar el sistema operativo en diversas plataformas de manera que vuelvan a ser útiles. Además de permitir la portabilidad de software en una gran cantidad de dispositivos17. Potenciando la accesibilidad de soportes de información (tanto en cantidad como en usabilidad), a una mayor cantidad de usuarios.

El open source plantea un cambio en el proceso de desarrollo de software. El hecho de que cualquiera pueda tener acceso al uso de software, facilita su distribución masiva, permitiendo la fijación de errores mediante el uso del mismo. Esto permite corregir las fallas en la aplicación de una manera más eficiente que cualquier software de propietario.

El concepto de open source, se extiende de la informática a otras áreas creativas mediante la licencia Creative Commons, que permiten el uso de ideas bajo la figura de “algunos derechos reservados”. Dando libertad al desarrollo de nuevas propuestas tomando como base las anteriores.

El futuro.

Para Herbert Marcuse: “La técnica como universo de instrumentos, puede aumentar tanto la debilidad como el poder del hombre”18 la tecnología deberá recuperar su carácter liberador, “…que permita la reducción de la miseria, la violencia y la crueldad.”19

La situación actual nos demanda este cambio radical en la percepción del mundo, para llegar un futuro de desarrollo, es necesario entender que la riqueza involucra más que dinero, es un concepto en el que interviene el bienestar y el goce de los frutos de la inteligencia concentrada en mejorar la calidad de vida20.

La lectura en los libros impresos tiene un ritmo diferente a la hecha en dispositivos informáticos, no se contraponen pues responden a necesidades diferentes, la primera es lenta y reflexiva, la segunda inmediata y concisa.”21 Alberto Manguel parece referirse más al presente que al futuro.

La forma de codificar la información se transforma con el contexto. El ritmo de vida está marcado por el ritmo del proceso de producción. Al acelerarse, la lectura también lo hace.

En medios como la radio y la televisión, la lectura se torna más corta e inmediata22, reduciendo el tiempo para la reflexión de las ideas. En las computadoras, el hipertexto (ya presente en la enciclopedia), cuestiona el papel del autor, colocando al lector como aquel que construye el orden del texto, dependiendo de su interés23.

Los contenedores de información deberán adaptarse a la forma de lectura que las nuevas generaciones están cultivando; una lectura en la que ya no predomina el texto, una lectura en la que los sistemas de signos se configuran con elementos como la interacción y el contenido se adapta al usuario. La lectura del futuro será más parecida a los videojuegos.

El libro impreso parece ver en el disco LP de vinil su futuro; conservado por una comunidad que valora sus cualidades, existirán escritores que utilizarán esa plataforma como medio de expresión, mientras la gran mayoría de las distribuciones se realizarán en medios digitales, con adaptaciones a nuevas plataformas.

Los productos no girarán más en torno a lo que el fabricante cree, es la necesidad del usuario; sino que será el usuario el que desarrolle los productos a sus requerimientos de lectura. Esta situación comenzó a suceder con la distribución de aplicaciones por medio de los repositorios de software para plataformas GNU/Linux y ha sido tomada por empresas como Apple para distribuir aplicaciones para sus distintos hardwares, permitiendo la construcción de herramientas diferentes en una misma plataforma.

Personajes hechos a la medida (avatares), creación de ambientes virtuales e historias que evolucionan de formas diferentes para cada usuario, constituidos modularmente dependiendo de la plataforma en que se ejecuten: serán un sustituto de los sueños. El Holodeck24, planteado en la serie Star Treek, será el límite para este tipo de experiencias.

La lectura multisensorial involucra más allá del registro de texto, audio y video. Se trata del almacenamiento de emociones transmitidas a un usuario mediante tecnologías neuronales.25 BrainPort26, un dispositivo que envía estímulos a la lengua para que el cerebro los interprete como imágenes visuales, representa un desarrollo de la llamada AI (amplificación de la inteligencia, por sus siglas en inglés). La tecnología nos está permitiendo nuevas formas de cognición de la realidad por diferentes puertos de acceso a nuestro sistema nervioso.

La inteligencia artificial, nos permitirá encontrar la mejor configuración de los sistemas de forma rápida y será capaz de identificar las necesidades, cubrirá el papel de chamán tecnológico para dirigir nuestro viaje digital.

Para asomarnos al futuro en el uso de la tecnología debemos mirar hacia las artes, en donde la experimentación con dispositivos médicos, mecatrónicos y las sensaciones ha tenido su mayor desarrollo.

Cyborg es un concepto creado para designar a un organismo biológico al que se le han reemplazado partes de su cuerpo por elementos tecnológicos. Fyborg, designa al organismo que utiliza elementos tecnológicos para ampliar las posibilidades del cuerpo, no involucra una sustitución, sino una mejora de sus órganos utilizando la tecnología.

Artistas como el australiano Sterlac, exploran las posibilidades tecnológicas abriéndonos una puerta a la visión del futuro. La manipulación corporal para extender la percepción del mundo es la propuesta planteada en su obra Ear on Arm27.

Diana Domingues, se han colocado a la vanguardia en el uso y adecuación de la tecnología para la expresión artística, impulsando la plataforma Leonardo. Involucra el trabajo conjunto de ingenieros, artistas y humanistas; buscando nuevas propuestas de innovaciones tecnológicas en el sentido de humanización de las tecnologías28. Coincidiendo con Brenda Laurel en la idea de arrebatar la tecnología a los tecnólogos, para ser usada por quienes entienden al ser humano29. La tendencia es la de colocar al ser humano al centro de la tecnología.

Los creadores de contenidos para las plataformas multisensoriales del futuro, serán lo que Diana Domingues define como artistas-ingenieros o ingenieros en arte. Las herramientas de diseño de materiales multisensoriales, serán muy parecidos a softwares como VVVV30 e incorporarán librerías que permitan plena libertad de creación de los contenidos.

La forma de interacción con dispositivos de lectura multisensorial, se llevará a cabo de una forma más natural31, más parecida en cómo interactuamos con otros seres humanos, utilizando todos nuestros sentidos.

Para alcanzar este grado de desarrollo tecnológico, se requerirá software con rangos de error minúsculos, además del trabajo de una enorme cantidad de profesionales; proyecto que difícilmente podrá ser sustentado por corporativos. Bajo estas condiciones el triunfo al open source sobre el software de propietario, está garantizado.

El desarrollo más importante se llevará a cabo en la organización y purificación de la información, movimientos como Wikipedia son un ejercicio de la nueva forma de colaboración de comunidades nootrópicas en el desarrollo de contenidos que se encuentran en constate revisión por miles de usuarios.

La constante mejora de los productos mediante al acceso a las fuentes, acelera la evolución del conocimiento tornándolo flexible. De acuerdo a la pregunta planteada por Peter Weyner en su libro “La ofensiva del software libre”, las personas que prefieren un montón de bloques Lego serán más a las que prefieren una pulida Disneylandia.

 

 

El otro futuro.

Herbert Marcuse también plantea una tecnología represora. En ese escenario, los contenedores de información para lectura multisensorial, serán lo que han sido hasta ahora. Bisutería de las clases sociales como símbolo de estatus.

Los contenidos se centrarán más en entretener que en humanizar, el control de la información a cargo de las grandes corporaciones, habrá relegado el open source a los cuartos de “gente extraña” que desea tener su propia versión del mundo. En este futuro, la pulida Disneylandia vivirá el mayor de sus éxitos contra los bloques Lego.

Los desarrollos en el campo de las artes y la educación, seguirán restringidos por el acceso a las plataformas de lectura multisensorial.

El uso de la tecnología como forma de control de masas, popularizará ciertos dispositivos multisensoriales para la divulgación de mensajes oficiales y difusión de contenidos de poco valor cultural.

En este escenario la sobrepoblación y la explotación de recursos naturales habrá llegado al límite. Comunidades extremadamente ricas viviendo amuralladas entre sociedades tremendamente pobres. El triunfo del egoísmo humano sobre el bien común establecerá la seguridad y la belleza corporal, como argumentos centrales en el desarrollo de ciencia y tecnología.

La lectura cambiará para quienes tienen acceso a los nuevos dispositivos, nacerá una nueva forma de analfabetismo relacionada con el desarrollo de nuevos sistemas de signos que obedecerán a la tecnología de los contenedores, en este escenario no hay un gran desarrollo de expresión artística.

La formación de las mayorías estará más enfocada más en la forma que en el contenido, la implantación de habilidades necesarias para desempeñar cierto tipo de trabajo.

Los tecnólogos seguirán teniendo el control de la tecnología y los diseñadores de contenidos, formarán parte de un equipo que recibe órdenes de una grupo de ejecutivos, quienes deciden las necesidades del usuario.

Las comunidades nootrópicas cobrarán membresías par el acceso a la información que generan.

Las brechas sociales serán abismos insalvables que dividirán definitivamente el mundo de la riqueza y de la miseria, viviendo siempre al borde de la guerra.

Un escenario parecido al actual, no promete un gran desarrollo en los conocimientos e incluso es latente la posibilidad de un estancamiento. La proliferación de ideas contrarias al conocimiento científico, podría indicar el inicio de estados abiertamente seculares.

 

 

El futuro siempre es un híbrido.

La sociedad industrial posee los instrumentos para transformar lo metafísico

en físico, lo interior en lo exterior, las aventuras de la mente en técnica”32

Herbert Marcuse

Las anteriores visiones del futuro nos pueden ayudar a formarnos una idea prospectiva más aproximada.

Se terminará la disputa entre la visión social y empresarial de la tecnología. Peter Weyner, quien es experto en software, nos da un ejemplo del uso de sus habilidades como programador para hackear la idea que tenemos de la solidaridad. Establece en su libro La ofensiva del software libre, que el sentido del capitalismo está en el dar, utilizando el ejemplo del potlatch; actividad llevada a cabo por grupos indígenas que consiste en ofrecer una enorme fiesta, organizada por miembros de una familia. Esta fiesta intentará ser mejorada por otra familia en el futuro. Si bien esto representa un acto de competencia, también representa una forma de goce social. Cita a George Gilder diciendo: “Dar es el impulso vital y moral central del capitalismo”33.

Habrá desarrollo por medio de conceptos open source y de propietario que podrán ser reproducidos en cualquier plataforma.

Los contenedores de información multisensoriales, se adaptan a diversos modos de lectura, así como también a diversos usuarios. El costo de los aparatos será similar al de una consola de videojuegos y tenderán a construirse en base de módulos, incorporando diversas interfaces para diferentes niveles de sensaciones. Las más intensas estarán reservadas para aquellos con mayor potencial económico, y también para quien cuente con las habilidades necesarias para construir sus propias interfaces.

Las herramientas de creación de productos multisensoriales, serán cada vez más fáciles de utilizar y requerirán menos conocimientos de programación tradicional. La apertura de las herramientas, permitirá un mayor equilibrio entre la expresión humana y el desarrollo tecnológico. Este desarrollo estará impulsado por las comunidades nootrópicas.

La educación de la población para la solucionar la enorme cantidad de problemas relacionados con el medio ambiente, sobreexplotación de la naturaleza, reducción de las brechas económicas y culturales, será el principal motor de desarrollo de dispositivos de lectura multisensoriales. Con la finalidad de acelerar el proceso de enseñanza-aprendizaje, utilizando la mayor cantidad de herramientas posibles para este fin; formando parte de una estrategia de liberación de tensión social. Involucrando investigación para la adecuación de la lectura multisensorial para la mejor y mayor retención de conocimientos.

La escuela, estará convertida en un centro de convivencia en donde el niño aprenderá habilidades sociales, mientras será en casa en donde el se llevará a cabo la mayor parte del aprendizaje con la ayuda de los dispositivos de lectura multisensoriales.

 

México.

En el caso de México parece no haber posibilidad de escapar a un escenario diferente al actual, al contrario, parece complicarse más la situación con un país que será de ancianos.

Para el 2050 se calcula una expectativa de vida de 82 años34, habrá un anciano por cada cuatro habitantes. Las tendencias privatizadoras de los organismos estatales, el desempleo y la reducción del número de integrantes por familia, plantean un escenario en donde la gente mayor seguirá laborando más allá de los sesenta años para poder mantenerse.

El desperdicio del bono demográfico que se presenta desde mediados de la década del 2010 aunado a la poca inversión en educación e investigación en ciencia y tecnología por parte de los gobiernos, reduce la oportunidad de desarrollo a futuro de nuestro país.

El bajo índice de lectura y analfabetismo cultural de nuestra población35, la información controlada por oligopolios con intereses económicos que contemplan sólo su beneficio, limita aún más las oportunidades de desarrollo.

La situación de países como México en el 2040, seguirá permitiendo la existencia de prácticas neo-mercantilistas basadas en la corrupción de funcionarios públicos. Las empresas transnacionales verán en los países de tercer mundo la oportunidad de obtener las ganancias que en países más desarrollados les han sido negadas. La comercialización de productos basados más en la imagen que en en su funcionalidad (la forma por el contenido), será la constante en el mercado.

La basura tecnológica prohibida en otros lugares por su impacto ecológico, inundará los mercados nacionales por su bajo precio. Los contenedores de información para la lectura multisensorial, estarán limitados a la gente que pueda pagarlos o decida esforzarse en adquirirlos.

El futuro de México en el 2040 no parece separarse de las condiciones acutales, salvo que los recursos naturales serán menos y la explotación de la tierra (si aún quedan tierras fértiles, después de la actividad de empresas como Monsanto), será realizada por transnacionales. No existen elementos que nos permitan pensar en una liberación del régimen colonial en el que hemos permanecido sumergidos, tampoco parece que la extinción del imperio estadounidense pueda cambiar la situación, al contrario, debido por nuestra enorme dependencia nos arrastrará a su misma suerte.

Conclusiones.

Mucho puede imaginarse en aspectos tecnológicos para el futuro y la mayor parte de ello gira en dispositivos informáticos que nos facilitarán el acceso y comprensión de la información, pero quizá olvidamos que la tecnología también describe a la forma en que se organizan las sociedades. El concepto open source, nos plantea una nueva forma de organización en la que la colaboración mediante la creación de redes sostenidas por las tecnologías de la información que generan el conocimiento humano.

Para poder alcanzar un nivel de desarrollo que nos permita ver la colaboración, ya no como característica de sistemas económicos, sino como parte de un plan de la humanidad para alcanzar un desarrollo que involucre un equilibrio social y ecológico, es urgente y necesario.

Terminar con el espejismo de las sociedades que responden a conductas irracionales, es el primer paso para el inicio de una nueva era. La acción de los profesionales y estudiosos de las tecnologías, puede dar el primer paso de una evolución social deberá comenzar desde ahora.

Para México, el conocimiento es la única vía para alcanzar la riqueza, hablando de la riqueza en términos más amplios que los puramente monetarios, la riqueza cultural, de calidad de vida, de biodiversidad y de grupos sociales de nuestro país, depende de la creación de estrategias que permitan un futuro sustentable.

La inversión en buenos planes de educación basados en la investigación será contundente para enfrentar un futuro liberador. La aportación de la comunidad en términos solidarios será determinante para hacer llegar el conocimiento a todos los estratos sociales.

La implementación del concepto de open source y su utilización en el desarrollo de aplicaciones para lectura de información será una enorme ayuda para la divulgación del conocimiento.

La apertura de los derechos de materiales como los de Enciclomedia y las las bases de datos de las universidades públicas organizadas mediante una red semántica, son necesarios para fomentar un avance significativo. Para pensar en contenedores de información, primero es necesario contar con la información.

Fomentar un cambio de actitud y mentalidad para dejar a un lado al mexijano, que describe Agustín Basave, incoherente y permisivo en aspectos poco deseables, debe ser una prioridad, sino del estado, sí de la sociedad, la organización como sugiere Herbert Marcuse, como herramienta tecnológica de cambio.

 

Bibliografía.

Amazon Kindle 2 Teardown. iFixIt. Consultada 30.10.2010.[http://www.ifixit.com/Teardown/Amazon-Kindle-2-Teardown/624/2].

Austin Tricia y Doust Richard. Diseños de nuevos medios de comunicación. Ed. Blume. España. 2008. 192pp.

Burbles Nicholas C., Callister Thomas A. Capítulo 3. Educación: Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Ed. Granica. España. 2001. 297pp.

Callele David, Neufeld Eric, Schneider Kevin. Requirements Engineering and the

Creative Process in the Video Game Industry. Department of Computer Science

University of Saskatchewan. Canadá. Consultada 2.11.10.

[http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.87.2801&rep=rep1&type=pdf].

 

Cebrián Herreros Mariano. Información Multimedia. Pearson. 2005. España. 252 pp.

 

CNET. Consultada 29.10.2010. [www.cnet.com]

 

Colom Cañellas Antoni J.- Touriñán López José Manuel. La lectura en el siglo XXI. ILCE. México. 2009. 55pp.

Conapo, Boletín No. 23/2010, Consultada 22.11.10

[http://www.conapo.gob.mx/prensa/2010/bol023_2010.pdf].

Covarrubias Xavier. De manuscritos y libros electrónicos : Semejanzas y diferencias en dos medios de comunicación en la historia. Polémica. 2009. México. 107 pp.

Chandler Stephanie. From Entrepreneur to Infopreneur. Ed. John Wiley & Sons, Inc . USA. 2007. 240pp.

Chávez Méndez Ma. Guadalupe. La lectura masiva en méxico: apuntes y reflexiones sobre la situación que presenta esta práctica social. Estudios sobre las Culturas Contemporaneas. Junio, año/vol. XI, número 021. Universidad de Colima. 2005. Colima, México.

DiBona Chris , Ockman Sam, Stone Mark. Open source: voices from the open source revolution. O’Reilly Media, Inc. USA. 1999. 272pp.

Dahl Svend. Historia del libro. Ed. Alianza. México 1991. 316pp.

Díaz Chao A. Nuevas tecnologías, nuevos mercados de trabajo. Mundi Prensa Libros. España. 2008. 303pp.

Laurel Brenda . Two selection by Brenda Laurel. Consultada 28.10.2010.[http://www.newmediareader.com/excerpts.html].

Video games ‘stimulate learning’. BBC. 18.03.2002. Consultada 11.11.2010.[http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/education/1879019.stm].

Lomas García Carlos. Otros lenguajes, otros saberes… ¿otra educación?. Consultado 10/2010.[http://theoresis.emuseo.org/?p=60].

 

Manguel Alberto. Una historia de la lectura. Ed. Joaquín Mortiz. México. 2006. 373pp.

 

Marcuse Herbert. El hombre unidimensional. Planeta-Agostini. 1993. México. 286pp.

Muñoz Blanca. La cultura global. Ed. Prentice Hall. España. 2005. 334pp.

 

Rodríguez Ana Mónica. Editores independientes libran ardua batalla contra emporios. La Jornada. 13.11.2007. Consultada 30.10.2010.[http://www.jornada.unam.mx/2007/11/13/index.php?section=cultura&article=a04n1cul].

Sfez Lucien. La comunicación. Publicaciones Cruz. México 1992.

Wayner Peter. La ofensiva del software libre. Gránica. España. 2001. 473pp.

 

1Cfr. Alberto Manguel. “Una historia de la lectura.” Ed. Joaquín Mortiz. México. 2006. p. 20

2Cfr. Alberto Manguel. Op. Cit. p. 192.

3Cfr. Alberto Manguel. Lecturas. Las Formas del Libro. Op. Cit.

4Cfr. Svend Dahl. La Antigüedad. “Historia del libro”. Ed. Alianza. México 1991. 316pp.

5Cfr. Javier Covarrubias. Cap. 1. “De manuscritos y libros electrónicos : Semejanzas y diferencias en dos medios de comunicación en la historia” . Polémica. 2009. México. 107 pp.

6Cfr. Alberto Manguel Lecturas. Los lectores silenciosos. Op. Cit.

7Cfr. Alberto Manguel. Lecturas, Lectura de Imágenes. Op. Cit.

8Cfr. Alberto Manguel Los Poderes del Lector, El lector simbólico. Op. Cit.

9Cfr. Svend Dahl. Fin de la Edad Media. El siglo XIV. Op. Cit.

10Cfr. Alberto Manguel. Lecturas. Leer para otros Op. Cit.

11Cfr. Chao A. Díaz. Capítulo I-1. “Nuevas tecnologías, nuevos mercados de trabajo.” Mundi Prensa Libros. España. 2008.

12Cfr. Herbert Marcuse. “El hombre unidimensional.” Planeta-Agostini. México. 1993. 286 pp. p. 26.

13Cfr. Ana Mónica Rodríguez. Editores independientes libran ardua batalla contra emporios.” La Jornada. 13.11.2007.

14Cfr. Stephanie Chandler Cap. 1, 5 y 6. From Entrepreneur to Infopreneur.” Ed. John Wiley & Sons, Inc . USA. 2007. 240pp.

15Cfr. Peter Wayner. Política. “La ofensiva del software libre.” Gránica. España. 2001. 473pp.

16Citado en Peter Wayner. Riqueza. Op. Cit.

17Cfr. Chris DiBona , Sam Ockman, Mark Stone. “Open source: voices from the open source revolution.” O’Reilly Media, Inc. USA. 1999. p.10

18Cfr. Herbert Marcuse Op. Cit. p. 263

19Cfr. Herbert Marcuse Op. Cit. p. 264

20Cfr. Peter Wayner. Riqueza. Op. Cit.

21Cfr. Alberto Manguel. Prólogo. Op. Cit.

22Antoni J. Colom y José Manuel Touriñan. Capítulo I.“La lectura en el siglo XXI.” ILCE, México. 2009. 55pp.

23Cfr. Nicholas C. Burbles, Thomas A. Callister. Capítulo III. “Educación: Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información” Granica Editorial. España. 2001.

24El holodeck, es un simulador de la realidad utilizado para entretenimiento, educación y entrenamiento. Crea escenarios virtuales en los que los usuarios interactúan con personajes generados por el computador en forma de hologramas.

25Las consolas de videojuegos como el Wii, PlayStation Move y el Xbox Kinect, ya presentan interfaces cognitivas.

26“Volver a “ver” con un dispositivo electrónico en la lengua.” Periódico La Nación. 01.12.2010, consultado 28.11.2010.

[http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1244415]

27Cfr. Sterlak EAR ON ARM. Consultada 28.11.2010. [http://web.stelarc.org/projects/earonarm/index.html]

28Diana Domingues. Entrevista. Consultada 28.11.2010 [http://www.youtube.com/watch?v=XNO_kGPDCCo]

29Cfr. Brenda Laurel. “Two selection by Brenda Laurel.” Paper.

30VVVV Consultada 25.11.10. [http://www.vvvv.org/]

31Cfr. Carlos Lomas. “Otros lenguajes, otros saberes… ¿otra educación?” Paper.

32Cfr. Herbert Marcuse. Op. Cit. p. 262

33Citado por Peter Weyner. Riqueza. Op. Cit.

34Conapo. Boletín No. 23/2010.

35Cfr. Ma. Guadalupe Chávez Méndez. “La lectura masiva en méxico: apuntes y reflexiones sobre la situación que presenta esta práctica social. Estudios sobre las Culturas Contemporaneas.” Junio, año/vol. XI, número 021. Universidad de Colima. 2005. Colima, México.

Anuncios

About this entry