Tecnología, e-realidades.

Daniel Albarrán Alvarado

Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco

Octubre 2010

México y su industria en la sociedad del conocimiento.

La asimilación de nuevas tecnologías, implican un cambio en la estructura social. Cuando estas tecnologías son adoptadas por el proceso productivo, la transformación de los mercados laborales se hace presente, reorganizando las estructuras laborales y sociales. ¿Cómo enfrenta México estos cambios? El presente Ensayo trata de ser a penas un acercamiento a esta pregunta tan compleja. La lectura de A. Díaz Chao, se aboca al caso de España, pero sirve de referencia para enfrentar su información al caso mexicano.

La sociedad del conocimiento y el campo laboral.

“if the automobile and airplane business had developed like the computer business, a Roll Royce would cost $2.75 and run for 3 million milles on one gallon of gas. And a Boing 767 would cost just $500 and circle the globe in 20 minutes on five gallons of gas” 1 Tom Forester ( A. DÍaz Chao, 2008 P. 37)

Como toda tecnología, el uso de ordenadores informáticos en la industria ha cambiado la forma de producir, así como los empleos.

Un cambio de esta magnitud sólo puede ser comparable con la revolución industrial (A. DÍaz Chao, 2008), en donde el ingreso de la maquinaria al campo productivo, implicó un reordenamiento del funcionamiento de las empresas; que comenzó a requerir un cierto perfil específico en la planta laboral.

Conocida como sociedad de la información2 (A. DÍaz Chao, 2008), la implementación de las llamadas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), han reconfigurado los sistemas de producción, sustituyendo “tecnologías previas destinadas a los mismos fines, como de mano de obra directa, generando un efecto secundario negativo y que supone la destrucción del empleo.” (A. DÍaz Chao, P 19)

La implementación de estas tecnologías y la falta de habilidades para su utilización (e-skills); ha generado un desequilibrio en la plana laboral, definido por tres factores: carencia, brecha y desajuste3.

Para enfrentarlas se han planteado dos estrategias, externas e internas; ambas con planes a corto y largo plazo. (López-Bassols citado por A. DÍaz Chao, 2008 P. 32). Las más utilizadas por las empresas consisten en el empleo de trabajadores contratados por outsourcing y offsourcing4; en contraposición con a la capacitación continua, los vínculos con instituciones educativas y mejores ofertas tanto económicas como no económicas para los trabajadores.

Estas tendencias se intentan justificar por la llamada “flexibilidad” que requieren las empresas modernas, para operar con seguridad en un mercado competido cambiante. Pero la realidad es que este tipo de prácticas encuentran sustento en la inhibición de obligaciones laborales por parte de los empleadores (México, paraíso de la subcontratación o el outsourcing: expertos, La Jornada 04.09.2010).

La falta de soluciones a largo y mediano plazo se explica por la inversión que las empresas deben realizar para poder solventar tanto la preparación de sus empleados como su bienestar laboral y económico. Invertir en los trabajadores, no es una política de muchas empresas.

Ante la falta de educación formal para mejorar las e-skills, los trabajadores tienden al auto-aprendizaje y a la formación empírica, apoyándose en sus amistades (A. DÍaz Chao, P. 28)

La “flexibilidad” es un argumento más que justifica el crecimiento de la plana laboral femenina, se argumenta que sus “características de género”, son aprovechadas por la nueva dinámica productiva, en donde no importa qué tanto se sepa, sino qué tanto se puede aprender (A. DÍaz Chao,P. 58) .

Este efecto es descrito por Guy García en su libro “The Decline of Men, 2008”; en donde plantea las tendencias de las compañías por contratar personal de género femenino, transformando la relación social de las últimas décadas; los hombres ahora se encargan de cuidar el hogar.

Debemos ser cuidadosos, pues al cuestionar estas tendencias, pues podemos caer en debates de género, lo cual no es mi intención; sin embargo, Lydia Cacho en su libro “Esclavas del Poder, 2010”, plantea una sociedad “machista” que ha se ha servido de la mujer como un objeto. La disparidad de salarios entre géneros de personas en el mismo puesto que hacen las mismas cosas, me hace pensar en una explotación de la llamada “liberación femenina”. Mujeres que están dispuestas a esforzarse por ser económicamente independientes, pueden ser sujetos del abuso del sector empresarial, este es factor que debemos tener en cuenta y vigilar, exigiendo la equidad en salarios.

La información que A. DÍaz Chao nos presenta, nos señala que el desarrollo de las TIC, rebasa a las instituciones en España ( A. DÍaz Chao P. 29).

Shumpeter (1942) afirmó que “el capitalismo es por su naturaleza una forma o método de cambio económico” y que está sujeto a un proceso de cambio continuo donde la aparición de nuevas formas de producción y organización llevan aparejadas la entrada y expansión de nuevas unidades productivas y la contracción o salida de otras en proceso que denominó de “destrucción creativa”, que termina generando nuevos excedentes que, debidamente canalizados, aumentan la riqueza y finalmente la generación de nuevo empleo” (A. DÍaz Chao P. 19).

 

En el caso de México, basta con escuchar el análisis de Denise Dresser en su ponencia ¿Por qué México no crece? En el marco del foro “México ante la crisis”(Discurso íntegro de Denisse Dresser en el Foro “México ante la Crisis”, El Universal, 30.01.2009) . Enfrentamos un escenario en donde el llamado “capitalismo de compadres”, es una enorme barrera para el desarrollo del mismo capitalismo y del país.

Un trágico ejemplo es el caso de los mineros atrapados en “Pasta de Conchos” Coahulia; en comparación con el caso Chileno (mina San José). Los recursos económicos y tecnológicos en Pasta de Conchos, fueron limitados por el mismo gobierno federal, negando toda posibilidad de rescate, incluso de los cuerpos (si bien las condiciones eran diferentes, se debe evaluar la acción del gobierno federal); en contraparte, la minera y el gobierno Chileno, pusieron a disposición los recursos necesarios para rescatar a 33 mineros atrapados a 700 metros. En México fueron 65 los mineros atrapados a una profundidad de 150 metros (Vera Raúl, entrevista MVS Radio, 2010).

Por otro lado, el gobierno mexicano, promueve una reforma a la ley federal del trabajo para legalizar y “regular” el outsourcing (Baltasar Hernández Gómez, Outsourcing en México). No mencionando las obligaciones de las empresas para promover soluciones a mediano y largo plazo basadas en la educación continua ni en la mejora las condiciones económicas y no económicas de los trabajadores.

Podemos observar que el plan de gobierno no es la de preparar personal para desarrollar sociedades del conocimiento, sino la de proveer a la industria de mano de obra de bajo costo y fácilmente sustituible, centrándose en las ganancias a corto plazo y crear un ambiente propicio para los inversionistas extranjeros que buscan reducir sus gastos por medio del offsourcing y outsourcing, (La Jornada, Editorial 19/02/2010), convirtiendo al país en un proveedor de sub-empleo.

Si bien Díaz Chao nos explica que es complicado evaluar específicamente la los factores que determinan la relación entre TIC e industria con respecto a su influencia con el nivel educativo de los empleados; ya que la información disponible carece de datos específicos, existe evidencia que demuestra que : “La introducción de nuevos métodos de producción parece no afectar el promedio de titulados superiores y medios por obrero” (A. Díaz Chao P. 169). Sin embargo también se puede observar que: “Las empresas que realizan un mayor esfuerzo tecnológico experimentan un mayor incremento en la proporción de ingenieros y licenciados dentro de su personal y también de la ratio de titulados superiores y medios por obrero” (A. Díaz Chao P. 169).

En 2004, se reforma el artículo 9 BIS de la ley de ciencia y tecnología en México. Estableciendo que: “el monto anual que el Estado (federación, entidades federativas y municipios) destine a las actividades de investigación científica y desarrollo tecnológico, deberá ser tal que el gasto nacional en este rubro no podrá ser menor al 1% del PIB del país (…)” ”El documento aclara que el aumento en la inversión será gradual, para alcanzar la cifra en el año 2006”. (Claudia Macedo Ramírez, 2004)

Para 2010, el grupo Vincula (integrado por los sectores empresaria, académico y de gobierno), propone un incremento del 15% (de lo presupuestado por el gobierno para ciencia y tecnología); para alcanzar, a penas, un monto histórico del 0.50% del PIB (Asociación Mexicana de las Ciencias).

En México la poca inversión en educación superior nos puede indicar que la visión gubernamental está enfocada a la introducción de nuevos procesos de producción, no así encaminada a promover que las empresas realicen un esfuerzo tecnológico. Esto explicaría el abandono de la educación superior y la investigación tecnológica y científica.

La frase de Tom Forester citada al inicio de este ensayo resulta sorprendente, pero es comprensible al analizar la evolución de la economía global a través de la tecnocracia (Blanca Muñoz, 2005), al haber sido el campo de la computación un nuevo nicho de desarrollo económico de poco interés para quienes controlaban los mercados en esa época. La idea de Shumpeter, permitió una rápida evolución de estas tecnologías, mientras que los campos consolidados como grandes negocios (industria automotriz y aeronáutica) fueron controlados para evitar el desarrollo de la competencia, estancándolos en comparación a la informática. (Díaz Chao, 2008), nos plantea que el crecimiento económico relacionado con las TIC, era difícil de evaluar y no se reflejaba en los datos recabados. Sin embargo pudiera estar relacionado con estrategias empresariales para ocultar sus “armas secretas” ante los competidores. Para mediados de los 90’s les resultó imposible negar la relación de las TIC con el crecimiento económico.

Conclusiones

Los intereses de los industriales y los gobiernos no son por un bien social, sino particular. Los esfuerzos de investigación tecnológica y científica van dirigidos en aumentar las ganancias más que en resolver la problemática urgente que nuestro país y planeta requieren (habría que imaginar la situación de las ciencias sociales si hubiesen tenido un desarrollo similar a la industria computacional).

Si recordamos la carrera espacial emprendida en los años 60s por Estados Unidos, podemos ver lo que es capaz de lograr el ser humano cuando cuenta con los apoyos necesarios para la realización de un proyecto.

La situación en México parece sombría, sin apoyos en la educación superior y envuelto en el “capitalismo de compadres” no parece haber una solución inmediata; sin embargo, la necesidad que tendrán los trabajadores de desarrollar sus e-skills, abre una puerta interesante para que las instituciones (educativas y no gubernamentales), y las empresas; generen materiales de auto-aprendizaje de bajo costo, orientado a cubrir las necesidades de capacitación, sobre todo, investigar sobre el proceso de enseñanza y adquisición de las e-skills, haciendo especial énfasis en la capacidad de adaptación a nuevas tecnologías; para reducir la carencia, la brecha y el desajuste; utilizando plataformas populares como lo es el teléfono celular (Betina Lippenholtz, 2008).

No puedo evitar recordar lo que el oceanógrafo Jacques Yves Cousteau dijo alguna vez: Tarda más el hombre en descubrir su inteligencia, que en tratar de involucrarla en su propia estupidez. 5 (Wikiquote)

Referencias

Cacho Lydia. (2010). Las esclavas del poder. México. Ed. Debate.

Díaz Chao A. (2008). Nuevas tecnologías, nuevos mercados de trabajo. España. Ed. Mundi Prensa Libros.

Discurso íntegro de Denisse Dresser en el Foro “México ante la Crisis”, El Universal, (30.01.2009). Consultado 11.10.2010. http://www.eluniversal.com.mx/notas/573207.html

Editorial. La Jornada. (19/02/2010). Consultada 11.10.2010. http://www.jornada.unam.mx/2010/02/19/index.php?section=edito

García Guy. (2008). The Decline of Men. USA. Harper Ed.

Hernández Gómez Baltasar. Outsourcing en México. Consultado 12.10.2010. http://www.revistapolitica.com.mx/2010/01/outsourcing-en-mexico/

Macedo Ramírez Claudia. Aprueban en México Ley para invertir 1% del PIB en ciencia. (6.09.2004). Consultada 14.10.2010. http://www.scidev.net/es/news/aprueban-en-mxico-ley-para-invertir-1-del-pib-en.html

Muñoz Blanca. (2005). La cultura global. España. Ed. Pearson.

México, paraíso de la subcontratación o el outsourcing: expertos. La Jornada (04.09.2010). Consultado 12.10.2010. http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2010/09/04/mexico-paraiso-de-la-subcontratacion-o-el-outsourcing-investigadores

Promueven IP, academia y gobierno mayor inversión en ciencia para alcanzar el 1% del pib antes de una década. (11.10.2010). Consultada 14.10.2010. http://www.comunicacion.amc.edu.mx/comunicados/promueven-ip-academia-y-gobierno-mayor-inversion-en-ciencia-para-alcanzar-el-1-del-pib-antes-de-una-decada/

The Term ‘Offsourcing’. Offshoring Times. Consultado 14.10.2010. http://www.offshoringtimes.com/Pages/2007/BPO_news1575.html

 

Vera Raúl. Entrevista MVSRadio.(13.10.2010). Consultada 13.10.2010. http://www.noticiasmvs.com/Raul-Vera-obispo-con-Carmen-Aristegui.html

Wikiquote. Consultada 14.10.2010. http://en.wikiquote.org/wiki/Jacques-Yves_Cousteau

Lippenholtz Betina. La escuela pocket: contenidos educativos en los celulares. (04.01.2008). Consultado 12.10.2010 http://portal.educ.ar/debates/educacionytic/debate/la-escuela-pocket-contenidos-e.php

1 Si la industria automotriz y aeronáutica se hubiesen desarrollado como lo ha hecho la industria de las computación; un Roll Royce podría costar $2.75 Dlls y correr por 3 millones de millas con un galón de gasolina. Y un Boing 767, costaría sólo $500 Dlls y circundaría el globo en 20 minutos con cinco galones de gasolina

2También conocida como Nueva revolución industrial, nueva economía, sociedad digital o economía del conocimiento. (A. DÍaz Chao, 2008. P 17)

3 Carencia: número insuficiente de trabajadores cualificados. Brecha: diferencia entre las competencias de los trabajadores. Desajuste: diferencia entre la capacitación ofrecida por el sistema formativo y las necesidades de las empresas.

4 El outsorucing se define como sub-empleo o sub contratación, ofrecido por empresas externas. El offsourcing se refiere al empleo realizado desde locaciones fuera del país. (Offshoring Times, consultado 14.10.2010)

5No sooner does man discover intelligence than he tries to involve it in his own stupidity.

Anuncios

About this entry